LA IMPORTANCIA DE VIAJAR ASEGURADO CON IATI

Hoy vengo a hablar de algo tan importante como son los seguros de viajes. Para viajar fuera de nuestro continente de residencia es esencial contratar uno.

Dentro de Europa, tenemos la suerte de que haciéndonos la tarjeta sanitaria europea (TSE), nos cubre la asistencia médica. Pase lo que nos pase. Sacándola en España, tiene una validez de un año.

La puedes solicitar o renovar aquí. Y la lista de países que cubre es la siguiente: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría Irlanda, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumania, Suecia y Suiza.

Si nos surgiera otros problemas como retrasos de vuelos, robo de equipaje, pérdida de documentación… no nos los cubre la TSE. En este caso convendría contratar un seguro por si acaso, si se quiere. Y si no rezar a que no te pase nada de eso. Pero siempre es mejor prevenir que curar.

Para países como Estados Unidos, es casi impensable el ir sin seguro de viaje. Pues como te pase algo, tengas que ir al hospital y vayas sin seguro, te vas a traer una buena factura como souvenir.

Algunos de los precios que se manejan en la sanidad estadounidense son los siguientes:

  • Una simple consulta médica son alrededor de $100, que si te tienen que hacer un análisis de sangre puede subir hasta los $800.
  • El paseo en ambulancia te puede salir por $700.
  • Si te rompes algún hueso y te tienes que quedar ingresad@, el precio variará entre $8000 y hasta $350000 (si si, no he puesto ceros de más).

Otros países fuera de Europa, también tienen sanidad pública. El problema es que al no ser residentes, contribuyentes o nacidos en ese país, no nos cubren gratis. Los precios no son tan desorbitados como en Estados Unidos, pero es dinero a pagar que no queremos tener que hacerlo.

Por eso, para ahorrar problemas de cualquier tipo, siempre la mejor opción es contratar un seguro de viajes. Son bien baratos en comparación con lo que cuesta la asistencia médica.

Los seguros de viajes funcionan en base al número de personas que viajan, el destino, las actividades a realizar y el número de días.

En la página web de Iati, al rellenar todos estos datos, suelen dar varias opciones. Las dan en escala de más barata más cara. Por supuesto, la cobertura de la más barata no es igual a la de la más cara. Todo eso hay que desglosarlo y ver que es lo que más nos conviene.

Muchas veces es importante, que por ejemplo si se viaja con amigos, el precio es a dividir. Así que igual conviene coger uno que cubra más pues al final la cantidad a pagar se divide y es nada.

Los tipos de seguros que podemos encontrar con Iati son:

Básico: Seguros para un único viaje. Un viaje en concreto. de máximo 30 días en el que queremos incluir la asistencia médica básica así como otros servicios mínimos. Este le recomiendo para viajar por España o Europa. Mi pega, si tengo que ponerle alguna es que la cobertura para los retrasos de vuelos, trenes y demás es muy limitada.

Estándar: Este es algo mejor que el anterior y por ello también algo más caro. Te sigue cubriendo todo casi al 100% y amplia su cobertura para el valor del equipaje. De 500€ del básico a 1000€. No está nada mal este aunque para personas que viajen con un equipo fotográfico potente, puede que no les sea suficiente esta cobertura.

Estrella: Este seguro es el que más caro sale pero no es en balde. Su cobertura médica es la mejor de todas. Este seguro está hecho principalmente para todos aquellos que quieran viajar a Estados Unidos, Canadá, Japón o el sudeste asiático. Los precios de la asistencia médica en estos países es casi impensable para nuestro bolsillos. Además de ese incremento, se incluye la asistencia para los que viajan con la intención de realizar deportes de riesgo o en un crucero.

Mochilero: Este es el seguro de los aventureros. De los que van a viajar por un largo periodo de tiempo y no llevan una ruta determinada. Hoy Australia, mañana la India y pasado quien sabe. ¿China quizás?. Te da la libertad de por el periodo de tiempo que quieras, ir viajando con la tranquilidad de que estés donde estés, vas a estar bien. Su cobertura medica es elevada y lleva incluido los deportes de riesgo y cruceros. Se le puede añadir el seguro de anulación, en caso de que por lo que sea no podamos realizar nuestro viaje.

Familia: este como su propio nombre indica, es para las familias. Para tener la tranquilidad de que viajando con niños, todo estará bien. Su cobertura médica es excelente con asistencia de pediatría para los niños así como asistencia de urgencia para los mismos. Si tienes niños pequeños, no dudes con esta opción.

Las coberturas en cada caso son diferentes, pues las variables de accidentes y su gravedad también cambian.
Lo importante es elegir uno que se adapte al viaje que vamos a realizar y asegurándonos de que estaremos cubiertos al 100% de todo lo que hagamos. El tema del seguro de viajes no es ninguna broma y no debemos escatimar con ello. Las consecuencias pueden ser peores.

Aquí os dejo un ejemplo de mi próximo viaje a Filipinas por 16 días para dos personas. Baratísimo si lo comparamos con cualquier factura de hospital.

Te recomiendo Iati porque es el que llevo usando yo ya varios años. Hasta el momento (y espero que siga siendo así) no he necesitado usarlo en ningún momento. Pero conozco experiencias de otras personas que han tenido algún incidente e iban sin seguro de viajes. ¡Una locura!

No debemos esperar a tener un problema para contratar el seguro, siempre es mejor ir asegurado, por si acaso.

Puedo garantizarte que no vas a encontrar ningún otro seguro más barato ahora mismo. Puedes usar tantos compradores como quieras. Iati es tu mejor opción.

¡¡Si te quieres ahorrar más de un susto, mejor que vayas asegurado siempre!!

0 Comments

Leave your comment