Ruta de 3 días por Venecia y alrededores


Venecia, la capital de la región de Véneto en el norte de Italia, abarca más de 100 pequeñas islas en una laguna del mar Adriático. No tiene caminos, sino solo canales, incluida la vía pública del Gran Canal, bordeada de palacios renacentistas y góticos. En la plaza central de San Marcos se encuentra la basílica, que tiene un suelo de mosaicos bizantinos, y el campanario Campanile con vista a los techos rojos de la ciudad. Una ciudad arrullada con el canto de las olas en su tumultuoso movimiento, que encanta ensimisma a viajeros provincianos y turistas. Esto lo recogen en sus prosas los poetas “la ciudad es un gran puerto, abierto a todos los mares. No hay asfalto en sus calles, son caminos navegables”

Fue diseñada para transitar en botes y no carruajes. El diseño de la ciudad es dominado por un ancho canal llamado Canal Grande. Este canal, que tiene la forma de una S invertida, separa los dos núcleos urbanos mayores. A ambos lados de este canal se elevan los majestuosos palacios por más de tres kilómetros. Otros canales menores, y aun otros mucho más estrechos, desembocan en el Canal Grande, formando una intrigada red.


Son varios los lugares que ver en Venecia y sus alrededores, Durante los dos primeros días puedes recorrer los lugares más famosos del barrio del centro histórico y por el barrio Dorsoduro, incluyendo alguno de sus mejores miradores y un romántico paseo en góndola. El tiempo emprendido por los hermosos parajes venecianos se consumen rápidamente ante la vasta presencia de lugares hermosos que visitar.

En este paseo tienes el Puente de los Suspiros, uno de los más famosos de la ciudad, que conecta el Palacio Ducal con una antigua prisión y que tampoco puedes perderte. Ten en cuenta que para cruzar este puente debes entrar antes en el magnífico Palacio Ducal de Venecia, donde además del puente podrás recorrer salas llenas de obras de arte, visitar la armería y subir por la preciosa Scala d’Oro. Para conocer la historia del palacio y ahorrarte las largas colas puedes reservar esta visita guiada en español o coger esta oferta en la que se incluye la entrada a la basílica de San Marcos sin colas y en un tour por la ciudad. Debes tomarte un café en Florian, una de las cafeterías históricas de la ciudad, situada en la Plaza de San Marcos o como mínimo, pararte en su puerta para disfrutar de este icónico lugar. Es sin duda un momento de gran fascinación. Impresionado por los mosaicos bizantinos del exterior e interior de esta hermosa basílica, además de algunas salas interesantes, como el Tesoro, la Pala de Oro y sobre todo el Museo, que tiene las esculturas originales de los Caballos de San Marcos.


Un encuadre de broche para cerrar este tercer día en tu visita por Venecia, sería poder visitar algunos lugares cercanos a esta hermosa ciudad que no tienen nada que envidiarle, dado también sus grandes encantos artísticos e históricos. Lugares como Burano, Torcello, la artística Padua y la hermosa Verona. Cualquiera que decidas visitar sin duda colmaría todas tus expectativas y apetitos turísticos.


La colorida Burano, por ejemplo, cuyas pintorescas casas servían de guía a los barcos navieros ante las espesas neblinas que obstruían la visibilidad. Un mundo multicolor que es un verdadero encanto para la vista, sus calles, cruzar sus pequeños puentes una auténtica delicia que no olvidaras jamás. Existe la leyenda de que las casas son de colores porque los marineros las pintaban así para poder llegar hasta ellas en los días de niebla cuando volvían a casa después de beber demasiado.


Padua es famosa por ser la ciudad de San Antonio, por su Universidad y por atesorar numerosos restos de un importante pasado cultural y artístico. Puedes llegar en tren, en tan sólo 25 min. Allá puedes visitar la Plaza Duomo, la de Prato della Valle, la Basílica de San Antonio, las murallas medievales, el Palacio del Bo y la Capilla de los Scrovegni.


Verona es una de las ciudades más románticas del mundo, conocida gracias a la novela Romeo y Julieta, y es una de las ciudades más bellas que ver cerca de Venecia. También tiene muchos sitios que visitar como La Arena (un anfiteatro romano en perfectas condiciones que es utilizado para conciertos y eventos), el Teatro Romano, la zona Castelvecchio, la Plaza de los Señores, la Torre Lamberti, entre otras. También puedes llegar a ella en tren, en tan sólo 1 hora.


La histórica Torcello fue la isla más poblada de la república veneciana, con más de 20 mil habitantes, cuando la población de tierra firme se vio obligada a refugiarse en la isla debido a las invasiones de lombardos y hunos. Conservó su hegemonía durante mil años, pero un brote de malaria diezmó la población y el poder se trasladó a Venecia. Actualmente habitan en Torcello unas 20 personas. En esta despoblación radica parte de su encanto. En la plaza del pueblo se sitúa un trono de mármol que según la creencia popular perteneció a Atila, el rey de los Hunos. También acá se encuentra la Basílica de Santa María dell’Assunta, el edificio más antiguo. Al lado está la Iglesia de Santa Fosca de los siglos XI y XII y un museo con sede en dos palacios del siglo XIV.

Por último debes visitar Murano, otra pequeña isla con encanto donde predomina el arte por el cristal de Murano. Artistas del cristal soplan y derriten este material hasta crear figuras de todo tipo. No puedes dejar de llevarte una de estas figuritas a casa.

0 Comments

Leave your comment