Conociendo las Highlands Escocesas

Las Highlands de Escocia es el territorio que se extiende por todo el norte, montañoso, poco poblado y cargado de historia. Estas tierras altas concentran lo mejor del paisaje y la cultura escocesa, pues es una increíble mezcla de cultura, historia, naturaleza y paisaje sin igual. Cielos amplios, excelente gastronomía, gente hospitalaria y vistas que te dejarán sin aliento… el mejor sitio para escapar de todo y relajarse. Así que déjate envolver por la magia de sus majestuosas montañas, sus frondosos bosques y sus misteriosos lagos…

También las tierras altas son un imán para los amantes de los deportes de montaña y los buscadores de riesgos. La población de Fort William se le conoce como la capital de actividades al aire libre del Reino Unido, sede de la Copa mundial de Ciclismo de Montaña, donde también podrás practicar pesca, golf, kayak en mar, descensos rápidos, barranquismo, escalada y deportes de nieve. 

La turbulenta historia de esta región a dejado algunos de los castillos más hermosos y románticos de Europa, impregnados de batallas de héroes legendarios y leyendas ancestrales. En este territorio se desarrollaron la mayoría de los clanes familiares que dominaron la vida política y económica, hasta las clearance del siglo XIX, cuando buena parte de sus miembros se vieron obligados a emigrar, los castillos son vestigios del poder del que gozaron en otros tiempos.

Para llegar a las Highlands debes salir de la capital escocesa de Edimburgo y cruzar los distintos territorios hasta la ciudad de Inverness, desviándote por carreteras secundarias siempre que sea necesario. Lo más recomendable es alquilar un coche. Tienes varias empresas internacionales que alquilan auto en el Reino Unido: Hertz, Sixt, Enterprise, Alamo, Budget, Avis, National Car, Dollar Thrifty o Europcar.

Si lo tuyo no es conducir, te recomiendo dos empresas que hacen tours guiados, Viajar por Escocia (con tours en español e italiano) y Highland Experience Tours (con tours en inglés). A mi me gusta mucho más esta opción pues me quito de tener que conducir por muchas horas y además aprendo historia local.

En Inverness puedes ver su Castillo, construido en el siglo XIX sobre las ruinas de un antiguo castillo medieval. Hoy alberga estancias gubernamentales, por lo que no se puede visitar, pero es un símbolo de la ciudad y podrás disfrutar las vistas desde la colina en la que se asienta. También puedes visitar la Catedral de St. Andrews, bonita y elegante, situada a orillas del río; los Jardines Botánicos, de entrada gratuita y uno de los espacios naturales más bellos de la ciudad, además cuenta con una cafetería donde se pueden degustar postres y tartas caseras. Podrás ir al Museo y Galería de Arte, para descubrir más sobre la historia y cultura de las tierras altas, abren de 12:00 a 16:00 de martes a sábado, la entrada es gratuita. Otra opción es acercarse a las islas del río Ness, situadas a pocos minutos del centro y a las que se llega a pie a través de diversos puentes. 

Luego, una visita obligada es ir al Lago Ness (aquí te dejo un post sobre mi visita a este famoso lago), famoso sobre todo por la leyenda de Nessie, el monstruo que habita en sus aguas. Este es una de los lagos más grandes del mundo, y que goza de una profundidad abismal, así como de espectacular belleza, gracias a la combinación de frío y niebla, así como de las misteriosas montañas que lo rodean. Al borde de este lago se encuentran las ruinas del Urquhart Castle, antigua fortaleza que vivió algunos de los conflictos de Escocia, desde los pictos hasta las guerras jacobitas, pasando por la invasión inglesa. Sin duda, un lugar con mucha historia y mucha magia. El precio de la entrada  es variable, pero puede costar entre £ 12 y £ 15, y abre de lunes de domingo, en horarios según la temporada. Para obtener detalles y comprar entradas online puedes ir a este enlace: Urquhart Castle.

Ubicado en la península del Lago Lochals, se encuentra el castillo más fotografiado de Escocia, el Eilean Donan Castle. Uno de los más bellos y un ícono de las tierras escocesas, está rodeado de un paisaje majestuoso. La primera estructura data del siglo XIII y se construyó como medida defensiva, protegiendo las tierras de Kintail contra los vikingos que asaltaron, colonizaron y controlaron gran parte del norte de Escocia y las islas occidentales entre 800 y 1266. En el enlace a su página oficial podrá conseguir detalles sobre sus horarios y servicios, ya que el lugar suele alquilarse para ocasiones especiales como Bodas, festividades privadas, conferencias, sesiones de moda y cine. 

Muy cerca podrás visitar la Isla Skye, cargada de misterio y belleza, es la más grande de las islas Hébridas. Para llegar allá, debes subir el auto al ferry desde Mallaig. Kyleakin es la primera población que te encontrarás al entrar a la Isla. Es un pueblo pequeño pero pintoresco, aquí puede ver a zona de puerto y las ruinas del Castillo Moil. A unos 35 min siguiendo la carretera A87 en dirección a Portree llegarás a Sligachan, que te dejará fotografías muy bonitas como el puente de piedra con las montañas Cuillin al fondo. 15 min después estarás en Portree, la capital. Es un buen punto para descansar y hacer una parada. Te será fácil conseguir restaurantes, cafeterías o  supermercados. Luego puedes ir a la Península de Trotternish, tomando la A855. Esta zona tiene los mejores paisajes naturales de la Isla Skye: el Old Man, Kilt Rock and Mealt Falls, the Quiraing, Coral Beach. Desde estos lugares puedes practicar senderismo o caminata. También encontrarás en el camino el Dunvegan Castle ubicado a los pies de un lago y rodeado de bosques, se puede visitar el castillo por dentro, sus jardines o dar un paseo en barca por el lago. Solo se encuentra abierto entre abril y octubre, todos los días de 10:00 a 17:00, el precio de entrada para los adultos es de £ 14 y para los niños de £ 9. También en la isla encontrarás Museos para conocer de la historia de sus habitantes: Skye Museum of Island Life, Colbost Croft Museum, Bright Water Visitor Center y el Giant Macaskill Museum. 

Importante que puedas ir a Fort Williams, un pequeño pueblo costero situado al oeste. Sus tierras están bañadas por las aguas del fiordo de Linnhe. Si te gusta el alpinismo o el esquí puedes acercarte a el Ben Nevis, conocido por ser la montaña más alta del Reino Unido, de 1345 metros de altura. La manera más sencilla de escalar la montaña es desde el Achentiee Farm, siguiendo la Mountain Route, construida en el siglo XIX para unir la villa con el observatorio que operaba en la cima. Para llegar desde el centro de Fort Williams debes tomar la Belford Road  con dirección este hasta llegar a la carretera de Glen Nevis, una vez allí tomar el desvío a Chintee Farm o seguir hasta el Centro de Visitantes que cuenta con aparcamiento y excelentes instalaciones. El acceso es libre para todos los excursionistas. 

También puede visitar el West Highland Museum en la Cameron Square, en el pleno centro de Fort Williams. Es una buena manera para descubrir la historia de la ciudad y la región circundante. Alberga una fantástica colección relacionada con Bonnie Prince Charlie y la Rebelión Jacobita y además numerosos artefactos y objetos de Old Fort. Entre enero y abril está abierto de 10:00 a 16:00 horas. Entre mayo y septiembre lo hace de 10:00 a 17:00 horas. En invierno, entre octubre y diciembre abre de 10:00 a 16:00. En julio y agosto abre sólo los domingos de 11:00 a 15:00 horas. 

No puedes dejar de hacer un viaje en el Jacobite Train y pasar por el viaducto Glenfinnan, visita obligada para cualquier visitante de Ford Williams. De esta forma sentirás estar en una de las películas de la saga de Harry Potter. Este viaducto fue construido en memoria de la Rebelión Jacobita de 1745. Te recomiendo llevar tu cámara, porque el tren te llevará por entornos increíbles, hasta llegar a Mallaig donde se detiene un par de horas para estirar las piernas. Los horarios varían cada año, por lo que es mejor comprobarlos en la página del Jacobite Train. Para llegar a la estación es muy fácil, está justo en el centro de la ciudad y muy cerca de Old Fort. El precio del pasaje dependerá de la clase que elijas, también puedes verlo en su página.

Finalmente debes pasar a visitar el Valle Glencoe, que posee una geografía única y un paisaje realmente impresionante gracias a su geología de antiguos glaciares entre los que se erigen montañas imponentes, riachuelos y cascadas. Es interesante una visita al Glencoe visitor center, para profundizar en el conocimiento de la zona, ubicado al pie de la cañada. Abre de marzo a octubre todos los días de 9:30 horas a 17:30. Las tarifas desde £ 6.50 a £ 11.50

0 Comments

Leave your comment