Temple Bar: El bar más famoso de Dublín

El Temple Bar se sitúa a la orilla sur del Río Liffey, entre Westmoreland St, College St y Dame St. Este famoso y concurrido barrio es el más antiguo de Dublín, la capital Irlandesa. Su nombre se debe al terrateniente Sir William Temple y a su familia, que poseían propiedades en este barrio. No fue hasta 1673 cuando el nombre de Temple Bar apareció oficialmente en la ciudad. A lo largo de su historia ha pasado por muchas etapas, llegó a ser un barrio lleno, donde pequeños comerciantes hacían negocios y vivían muchas familias. En el siglo XIX entró en decadencia y pasó de ser un barrio de rebosante actividad a quedar casi en el abandono. 

En los años ochenta, estuvo a punto de ser demolido, para la construcción de una estación de autobuses, pero los planes fueron desechados debido a las quejas de los que aún residían y realizaban aquí su actividad. Más tardes las bajas rentas de alquiler atrajeron a comerciantes y jóvenes que montaron sus talleres de arte, tiendas de ropa y librería. Durante los años 90 el gobierno creó una organización sin fines lucrativos que le dio a Temple Bar un chorro de aire fresco. Se instalaron distintos centros dedicados al arte como el Centro Irlandés de Fotografía, el Instituto Irlandés de Cine y diferentes fundaciones. 

En la actualidad el Temple Bar está considerado como una de las mejores zonas de Dublín. Prueba de ello es la cantidad de gente que circula todos los días por aquí, tanto turistas como dublineses. Por el día, el barrio es más o menos tranquilo. La gente recorre sus estrechas calles peatonales en busca de pubs, restaurantes, tiendas de recuerdos, ropa, complementos y librerías. Pero al caer el sol se transforma en la mejor zona para pasar la noche. Es el mejor sitio de Dublín para divertirse y degustar una Guinness en alguno de sus numerosos pubs. Uno de los locales más famosos es el Temple Bar Pub, reconocible gracias a su llamativa fachada roja. Es un espacio donde puedes conocer a personas de diferentes partes del mundo, esta zona también es conocida como “la calle que nunca descansa”. Engloba una serie de locales que ofrecen la posibilidad de un ambiente agradable nocturno hasta las 3:30 h, si lo que deseas es pasar un rato agradable en compañía de otros no puedes perder la oportunidad de visitar esta emblemática área nocturna. 

Si estás en el propio centro de Temple Bar y dispones de suficiente tiempo para degustar una buena comida, tienes un bagaje de opciones de restaurantes y lugares para comer y  para escoger. Sitios espléndidos donde serás atendido de manera rápida y amena, allí podrás degustar excelente platos. También tienes la opción de los famosos pubs, versátiles en el ofrecimiento de ricas ensaladas, meriendas, variados platos y bebidas de todo tipo para acompañar la comida. Podrás disfrutar de la tradicional fiesta de ostras y Guinness, tablas de queso irlandés y sándwiches recién hechos, o de platos más elaborados si lo deseas.  

Podemos afirmar que Dublín en sí mismo no significaría nada si no existiese Temple Bar, el lugar con mayor carga de originalidad, creatividad e inventiva para el deleite de sus visitantes, un lugar donde las noches son esperadas con ahínco y mucho deseo de diversión, sin menospreciar los recorridos diurnos que ofrecen otro tipo de diversión, el Temple Bar acoge diferentes mercados como el Food Market (mercado de comida), o el Book Market (mercado de libros de segunda mano). La zona también es la elegida por varias asociaciones culturales, galerías de arte y algunas tiendas de moda alternativa. Mucha gente se limita a pasear por una calle, la propia Temple Bar con su continuación Essex Street te invita a continuar, lo cierto es, que si no te interesa lo anterior, una de las opciones es perderte por las callejuelas que forman el barrio comprendido entre el Río Liffey, Dame Street, la Catedral de Christ Church y Trinity College. 

Para completar tu curiosidad: Tiene la mayor colección de botellas de whiskey de todo el mundo, con más de 450 botellas en su carta para degustar. Cualquiera de ellas sería buena para acompañar las ostras de la bahía de Galway que figuran en el menú gastronómico. El Temple Bar Pub ha ganado varias veces el premio de mejor pub musical de la ciudad y por su escenario pasan hasta 4 bandas cada día.  

Si deseas apoyo para organizar tu visita a Irlanda y deshacerte de las preocupaciones por los detalles de transporte, reservas, entradas, entre otras, Airbnb te ayuda de forma fácil, segura y sin contratiempos. 

 

0 Comments

Leave your comment