El post de hoy va a ser corto pero conciso. Voy a contarte como empezó mi viaje y como continúa.

EL COMIENZO DE UN SUEÑO

A veces, las personas, nos sentimos solas. Sentimos que nada de lo que hacemos o con quien estamos, tiene sentido. Cuando llega este momento, pueden ocurrir dos cosas:

  1. Que hagamos nada por solucionarlo y sigamos aceptando esa vida con la que no somos felices.
  2. Que tomemos la decisión más importante de nuestra vida y demos un giro de 180 grados a todo lo que hacemos.

Con el primer caso, no te puedo ayudar, así que será mejor que no sigas leyendo y continues con tu “aburrida” vidas. Si eliges el segundo caso, aquí estoy para escucharte y ayudarte con mi experiencia.

Era 2011 y yo tenía 20 años, si 20. Podrás pensar que a esas alturas aún no se puede tener claro nada, pero no era mi caso.
Lo dejé todo. Familia, amigos, estudios, “trabajo”, todo. Decidí acabar con la comodidad de la que disponía. Quería cambiar, quería algo mejor. No era feliz.

En principio me iba por 3 meses, a pasar el verano, con la excusa de trabajar un poco, ganar dinero y aprender inglés. Eso era lo que le decía a familiares y amigos. La verdad era muy diferente. Me iba para ser feliz, para poder realizar lo que me hacía feliz.

No quería estudiar algo que no me reportaba nada. Quería viajar y aprender de otras personas, de sus culturas y tradiciones. Quería enriquecerme interiormente con lo diferente a lo que conocía.

Yéndome a un país donde la crisis económica parecía no azotar de la misma manera que en España, me reportaría esa estabilidad económica que necesitaba para poder llevar a cabo mi propósito, viajar.

Esta decision y cambio no fueron fáciles, pero me aventuré a ello. Era el momento adecuado y ahora no me arrepiento.

Recuerdo comprar un billete de avión, el primero que compraba por mi misma, asustada. Pagué hasta el seguro que venía con el billete. Pocos sabían donde me iba o la verdadera razón de por que me iba. No quería que nadie me agobiara con sermones y negatividad sobre mi propósito.

Aún tengo ese billete guardado y cada vez que lo veo me saca una sonrisa, porque ese día todo cambió. Mi sueño estaba cada vez más cerca.

LOS COMIENZOS NO SON FÁCILES

Llegué a Edimburgo con el objetivo de disfrutar de la vida y de la libertad que no tenía en Madrid. Trabajé duramente durante dos años para poder costearme mi primer viaje. Me escapé por unos pocos días a Londres.

Poco después de ese viaje volví a una rutina que no me gustaba de solo trabajo y poco disfrutar. De nuevo tuve que hacer un cambio de chip y decirme: ¡Bárbara espabila que te estás volviendo a dormir en los laureles!

Tras otra pequeña reflexión, empezó lo que a día de hoy continua. El viaje hacia mi sueño. Fue una temporada de locura al principio. Me hice una lista de cosas que hacer antes de morir (la famosa “bucket list”) y me propuse cumplirla como una loca.

Empecé con los fáciles. Que si hacerme un tattoo, que si hacer Bungee Jumping, que si regalarle el viaje de los sueños a mi madre a Nueva York, que si ir al aeropuerto y comprar el primer billete de avión disponible sin importar destino, que si viajar sola al menos una vez en la vida… Una lista interminable de cosas que siempre se amplia a la vez que las cumplo (también borro cosas como lo de comprarme una casa, porque cuando te dedicas a viajar y conocer culturas, te das cuenta de lo poco que necesitas y mucho menos atarte a nada).

Entre esas cosas, se encuentra mi sueño de viajar alrededor del mundo sin fecha de llegada. Por el momento todos mis vuelos regresan a Escocia pero poco a poco tengo el sueño más cerca de mis manos.

Todos, si nos lo proponemos, podemos hacer lo mismo. Solo hay que querer y hacerlo. No vale con pensárselo y poner excusas, porque entonces nunca lo llevas a cabo. Es como saltar de un puente. Si te pones en el borde para saltar y empiezas a contar hasta 3, hay probabilidad de no saltar. Sin embargo si te echas hacia atrás y vas corriendo hacia el precipicio, saltas seguro. En el primer caso tienes opciones de arrepentirte y no hacerlo, mientras que en el segundo piensas que de no haberlo hecho te habrías arrepentido. Cuanta más adrenalina le pones a tu cuerpo, más contento y activo es. Si le pones excusas, es perezoso.

Si quieres algo, corre a por ello, no te lo pienses. Lo único que tienes en tu contra es el tiempo, que pasa más deprisa de lo que piensas y eso no se puede recuperar. Si no hacemos las cosas cuando podemos, ¿cuándo entonces?

EL VIAJE DE NUESTRA VIDA COMIENZA AHORA

Este año, me he propuesto compartir con el mundo mis aventuras y consejos para viajar. Porque este es el primer paso para llevar a cabo nuestros sueños. La información, las experiencias, los consejos, todo nos es útil. He pasado mucho tiempo leyendo a otras personas que me han ayudado con mis viajes. Ahora es mi turno de ayudar, de que me dejes cumplir tu sueño haciendo el mío realidad. Siéntate, relájate y di: hoy es el primer día de un nuevo yo. Hoy voy a hacer lo que me gusta. ¡¡Hoy comienza mi nueva vida!!

Quiero que mi pasión por viajar se convierta en mi trabajo, estoy dispuesta a ello y convencida de que va a salir bien. Positivismo siempre. Los comienzos son muy duros pero si no lo intento nunca sabre si…

Y además si no me animo a mi misma, si no creo en que lo que voy a hacer va a salir bien…¿Quién va a hacerlo?

Juntos nos embarcamos en un proyecto de viaje sin fecha de regreso.
Únete a mi y exprime al máximo mis conocimientos.

Espero que te haya gustado saber un poco más de mi. Cada vez me voy a abriendo más para contarte mi historia. Hay etapas que no han sido fáciles pero quien sabe si algún día te las cuente.

Gracias por seguirme una vez más y ¡¡a viajar!!

Comparte y sígueme en:
error0
Summary
Article Name
El comienzo del viaje de mi vida
error

¿Te gusta lo que acabas de leer? Compártelo