15 COSAS QUE DEBES HACER EN TOKYO

Hoy con el nuevo post quiero haceros una lista de cosas que obligatoriamente debéis hacer si visitáis Tokio. Son solo unas pocas, pero suficiente como para enamorarte de esta cultura. 

IR A UNA CAFETERIA TEMATICA

En Japón es sabido que puedes encontrar todo lo que nunca te hubieras imaginado. Las cosas más raras están allí. Las cafeterías temáticas, ademas de raras o inusuales, son una experiencia increíble. 

En mi caso, opté por una básica y que no falla. Como amante de los animales que soy, me decidí por una cafetería gatuna. 

El procedimiento es muy sencillo:

  • Al llegar debes descalzarte, pero no te preocupes que te dan unas alpargatas. 
  • Eliges lo que quieres pagar por entrar que puede incluir o no la bebida. Depende de cuanto quieras pagar. Las bebidas ni que decir que tienes todo lo que quieras, frío o caliente y como todo en Japón, viene de una máquina. 
  • Una vez pagada tu entrada, tienes acceso a tocar, jugar y disfrutar de los gatos por periodos de diez minutos. Cada diez minutos sube el contador y el precio a pagar al final. 
  • Dispones de algunos servicios especiales como son alimentar a los gatos. Puedes elegir entre galletas o comida. Esto también se añade a la cuenta. 
  • Por último, cuando terminas, vas hacia la entrada que es la salida también. Allí les das el ticket que te dieron al principio y según el tiempo que hayas estado, tienes un precio a pagar. 

Mi opinión es sobre este tipo de cafetería que he estado. Pero como bien sabéis, las hay de todo tipo. La experiencia me gustó bastante y es algo que quería hacer. No soy fan de Pokemon o Hello Kitty para ir a otras de ese tipo. Me decidí por lo que me gusta. Hay que tener cuidado con esta en concreto, pues como te descuides, se pasa el tiempo volado. Y créeme que no son baratos estos sitios. Os recomiendo que al menos entréis en una para probar. No tienen desperdicio. 

PASEAR EN RICKSHAW

Un Rickshaw se podría definir como un tipo de carromato de dos ruedas, tirado por un hombre usando la fuerza de sus piernas. 

Los Rickshaws son llevados por hombres andando o al trote. Estos hombres cargan todo el peso del carromato y los pasajeros sobre sus piernas y brazos. Para andar utilizan unos zapatos especiales llamados Tabi. Tienen como un corte en medio, que separan los dedos de los pies en dos grupos. La suela es fina pero cómoda. Te da la sensación de que llevas solo un calcetín (me he comprado unos  para el recuerdo:) ). No sientes las rocas o bultos de la calle. 

Una vez que ya sabéis lo que son, os explico que hacen. 

Los Rickshaws sirven para darte un tour por la ciudad y enseñarte sus secretos. Es la mejor manera de conocer en profundidad una ciudad como Tokyo. En Japón hay campeonatos de este “deporte”. 

El tour que yo hice, se encontraba concretamente en Asakusa. Se contratan por tiempo. Tienen tours de entre media hora y hasta 3 horas. Depende de cual elijas, te enseñaran más o menos. Antes de empezar el tour, concuerdas con el muchacho por donde ir. Pide siempre recomendación y déjate guiar. Te aseguro que saben muchísimo y si te quieren llevar a algún lado es porque realmente merece la pena. Estos muchachos están llenos de conocimiento y se preparan a conciencia. El que conducía mi Rickshaw, era bien joven y te hacía el tour en inglés, francés, japonés, mandarín y estaba aprendiendo español. 

Una experiencia inigualable.

VIVIR EN UNA AUTENTICA CASA JAPONESA

Viajar a Japón ya es toda una experiencia, un viaje increíble. Pero ademas alojarse en una casa típica Japonesa hace el viaje aún más especial. Yo encontré la casa en Airbnb y desde que la vi, me enamoré. 

Techos bajos, suelo cubierto con tatami por todos lados, habitaciones pequeñas, decoración tradicional, puertas correderas, alpargatas a la entrada de la casa… Yo me sentía como en las películas, que hasta entonces es el único lugar donde había visto todo aquello. Además el dueño era super amable y atento. Se preocupó de darme todas las indicaciones para llegar a la casa, ir al aeropuerto, venir de Disney. Tenía guías y mapas en diferentes idiomas, pues no hablaba nada de inglés. Típico de la hospitalidad japonesa. 

VISITAR UNA SALA RECREATIVA

En Japón es bien conocida la afición que tienen por el juego y entretenimiento. Seguro que todos habéis visto en alguna reportaje o película alguna de estas salas. Son inmensas, edificios enteros, todos llenos de todas las máquinas recreativas habidas y por haber. Con sus luces y sonidos casi epilépticos. Para nosotros, que no estamos acostumbrados, el sonido es hasta molesto si pasamos mucho tiempo dentro. Pero hay que ir y verlo con nuestros propios ojos. Es otra de las cosas que diferencia Japón y que debemos conocer en profundidad. Quien sabe si no encontraréis alguna máquina recreativa de vuestra infancia y os echaréis unas partidas 😉 

PERDERSE O NO EN EL METRO

Las líneas de metro de Madrid, Londres o Nueva York, son nada en comparación con el metro de Japón. El meollo de líneas, paradas y salidas o entradas es cosa de otro mundo. Para que os hagáis una idea, la estación de Shinjuku, una de las más transitadas, tiene más de 200 salidas. Vamos que o sabes donde vas o seguro que sales por donde no es. 

El metro de Japón consta de 13 líneas diferentes en la zona centro. Cada parada tiene varias salidas o entradas. Podréis decir: El nombre de la parada es el mismo, así que me meto en cualquiera, en la primera que vea. ¡ERROR! Que una parada tenga 10 salidas diferentes, no significa que todas te lleven al mismo sitio. Cada una tiene su andén, y por cada andén pasa un tren diferente. En uno puede pasar el tren B y en otro el G. Pero además la G puede ser roja o puede ser naranja. Por lo que van a sitios diferentes.

Un lío importante, del que para salir airosos, siempre es mejor preguntar a algún guarda o recepcionista para asegurarse. 

COMER SUSHI

Para los apasionados del sushi como yo, este es nuestro sitio. Plato típico japonés. Rollitos de arroz con verduras o pescado dentro, cubiertos por una alga Nori y con semillas de sésamo. Más o menos es esto. 

Cuando lo probéis en este país, si ya os gustaba de antes, diréis: que mierda he estado comiendo hasta ahora!! Tal cual! Os lo prometo!! 

Seguro que tu en tu barrio tienes un restaurante japonés, que el dueño es un maestro del sushi, japonés también y bla bla bla. Da igual!

Igual es el agua, igual es el arroz, igual el pescado o las verduras o igual es el encanto del país. El caso es que sabe muchísimo mejor. Además comparado con el sablazo que te meten en algunas ciudades por este producto, en Japón no es nada caro. Para que os hagáis una idea, yo que vivo en Edimburgo, pago alrededor de £14 (unos 16€) por un California roll cortado en 8 piezas en un restaurante japonés decente. Al cambio, en Japón, pague un poco más de eso por todos los platillos que veis en la foto. Que son más de 8 piezas e incluían salmón, atún, gambas, verduras, vieiras… Vamos que me puse como el kiko. 

 

Nota: Este viaje fue realizado en 2016 y ahora mismo en 2019 sigo una dieta vegana que no incluye el consumo de ningún producto procedente de origen animal.

 

CRUZAR EL PASO DE PEATONES DE SHIBUYA

Porque cruzar el paso de peatones más grande del mundo es toda una aventura. Porque igual quieres cruzar a la acera de enfrente y con el meollo de gente vuelves al punto de partida. Porque puede pasar. 

Jamás he visto a tanta gente junta cruzando una calle. 

El mejor mirador está en una cafetería en un segundo piso de un edificio. Pero ni que decir que es misión imposible conseguir un asiento para contemplar este fenómeno. No hay de que preocuparse porque se puede disfrutar desde la calle igualmente. Recomiendo el horario de tarde/noche que es cuando más ajetreo hay.

DESAYUNAR EN ALGUNA DE LAS PANADERIAS ARTESANALES

Yo que vivo en Escocia y a mi parecer que aquí el tema pan y bollería es la mierda, he disfrutado como no hacía desde hace mucho en Japón con estas cosas. Al lado de la casa en la que me alojaba, había una panadería artesanal en la que tenía que parar cada mañana a tomarme algo y coger algo para más tarde. Todo artesanal, hecho en el día, delicioso y espectacular. En ella se podía ver a los artesanos trabajar en los productos. Cuando entrabas y salías, te saludan enérgicamente y con una sonrisa. Al no estar en zona turística no hablaban ni “hello” pero siempre se aseguraban de que todo estuviera bien. Los precios eran muy asequibles y si supiera japonés, sabría que me estaba comiendo. Pero me dio igual, todo estaba para morirse. Ahora no me acuerdo del nombre, pero trataré de buscarlo para que vayáis. 

Estando allí, probé otra más céntricas y no eran igual. 

VISITAR EL TOKYO SKYTREE

Es una torre “nueva” con apenas cuatro años de vida y desde entonces es la estructura más alta de Tokyo. Y la segunda del mundo. Dentro podéis encontrar de todo. Restaurantes, tiendas de todo tipo, un planetario (del que os hablaré luego), un acuario, el museo postal de Japón… en total más de 300 locales. Es espectacular subir hasta arriba del todo y disfrutar de una vista de Tokyo cuando no está con niebla. Es interesante visitarlo y pasar unas horas allí. Es un lugar lleno de entretenimiento. 

VISITAR EL PLANETARIO DEL TOKYO SKYTREE

Para los que disfrutamos con este tipo de actividades, es interesante y lo vale, visitar el Planetario. Depende de a que horas, tienes algunas sesiones con audio guía en inglés. La música es genial y los efectos especiales también. Dura aproximadamente una hora y para escapar del calor del verano, viene estupendo. Normalmente tienen diferentes shows. Cuando fui había uno de dinosaurios, otro de la creación de la Vía Láctea y otro sobre el origen de Tokyo. Elegí el último. 

ACUDIR AL TEMPLO DE SENSO JI

Uno de los más importantes y creo que el más grande de Tokyo. Es un templo Budista lleno de color. 

Se dice que dos hermanos estaban pescando y encontraron la estatua de Kannon, el dios de la gracia, en el río Sumida y aunque la volvieron a colocar ahí, siempre volvía hasta ellos. Así que este templo fue construido para este dios. Actualmente, habiéndose terminado en el año 645, es el templo más antiguo de Tokyo. 

Para mi es una importante visita que hay que hacer, en el que podrás disfrutar de un templo tan antiguo como este, descubrir tu suerte y limpiarte de impurezas. Puedes visitarlo o simplemente pasar por allí con el tour en Rickshaw y escuchar su historia. 

VISITAR LA ESTATUA DE HACHIKO

Creo que todos conocemos la historia de este noble perro, de raza Akita que permaneció leal a su dueño incluso 9 años después de que este muriera. Cada día el dueño cogía el tren en la estación de Shibuya y el perro le esperaba allí hasta que regresaba. 

En memoria de este perro tan fiel, los japoneses levantaron una estatua en su nombre, cerca de la estación de Shibuya. Creo que es una historia bonita, que la mayoría de nosotros conocemos y que a los que somos dueños de perros nos mueve algo por dentro porque sabemos como de fantásticos son estos animales. 

PASEAR POR SHINJUKU

Shinjuku es el barrio o zona comercial de Tokyo. cuenta con la estación de tren más transitada del mundo.

Es como el Times Square de Nueva York, con todas esas luces de noche, neones en cada esquina y gente por todos lados.

También es una zona llena de restaurantes, museos, hospitales y escuelas. Es una zona que impone pero que es de visita obligatoria si vas a Tokyo. Quien sabe si Godzilla no decide visitar Shinjuku la misma noche que tu 😉 

ESCAPARSE DE TOKYO

El metro de Tokyo si tiene algo bueno, quitando lo de lioso, es que te lleva a cualquier lado por Japón. Bueno en realidad juntando metro y JR (Japan Rail) que es más tren que metro. Es el AVE de Madrid. Es el tren más rápido que existe y te lleva a donde quieras. 

Yo decidí cogerlo un par de veces para ir Kawaguchiko al Monte Fuji o visitar Kamakura y ver sus templos y el jardín de bambú. Están a pocas horas de Tokyo y son fáciles de alcanzar. Sirven para conocer otra parte de Japón si no tienes muchos días para irte a lugares más lejanos como Osaka o Kyoto. 

DISFRUTAR CADA VEZ QUE SE VA AL BAÑO

Porque todos hemos visto esos váteres tan futuristas y siempre hemos soñado con probarlos. Ahora que vas a Japón es tu oportunidad. Disfruta cada vez que vayas al baño, tómate tu tiempo y prueba cada botón para ver cual te gusta más. Créeme que lo echarás de menos cuando no lo tengas 😉 

Si te has quedado con ganas de saber más y sobretodo de ver fotos y videos de estos lugares pecualiares, pásate por mi cuenta de Instagram y échale un vistazo al contenido. También puedes dejarme un comentario aquí abajo contándome lo que quieras. No te olvides de compartir este post y apoyarlo para seguir creando contenido. A viajar!!

 

Comparte y sígueme en:
error0
Summary
error

¿Te gusta lo que acabas de leer? Compártelo